Síguenos:
 Juventudes Socialistas de la Provincia de Toledo © 2014
Aviso Legal
Twitter
Siempre es 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer   Aunque   la   defensa   de   las   reivindicaciones   que   persiguen   la   igualdad   de   derechos   entre   géneros   ha   de   ser necesariamente    cotidiana    y    permanente,    es    el    8    de    Marzo    la    fecha    histórica        elegida    por    las    múltiples organizaciones    feministas    para    hacer    bien    visibles    ésas    reivindicaciones    en    la    calle,    en    los    medios    de comunicación, en los centros de trabajo, etc. Reivindicaciones   históricas   en   las   que   las   mujeres   socialistas   de   todo   el   mundo   han   estado   permanentemente en   primera   línea.   La   igualdad   entre   los   seres   humanos   ha   estado   siempre   en   nuestro   ADN,   la   igualdad   de género   especialmente,   para   tratar   de   vencer   la   injusticia   social   que   supone   que   los   hombres,   por   serlo,   tengan supremacía social y laboral sobre nosotras, las mujeres. Efectivamente,   no   basta   con   esperar   que   llegue   un      8   de   marzo   para   conmemorar   los   logros   alcanzados   y reivindicar   los   muchos   aún   pendientes.   La   lucha   por   la   igualdad   ha   de   estar   vigente   día   a   día,   corrigiendo   los pequeños detalles y defendiendo las posiciones progresistas que nos permita avanzar hacia la igualdad real. En    el    seno    de    la    familia,    defendiendo    y    practicando        una    educación    no    sexista.    En    el    terreno    laboral reivindicando   personalmente   y   a   través   de   los   sindicatos   igualdad   de   oportunidades,   de   condiciones   laborales y   de   salarios.   Y   en   las   esferas   políticas   defendiendo   la   implantación   de   leyes   favorecedoras   de   la   libertad   y   la igualdad. Muchas   mujeres   en   nuestro   país,   como   Gloria Fuertes   (Madrid,   1917-1998),   lucharon   por   un reconocimiento   social   y   una   libertad   que   se   le negaba.    Gloria    fue,    durante    mucho    tiempo, más    reconocida,    por    sus    versos    cargados    de protestas   hacia   una   sociedad   pobre   y   escasa de     valores,     fuera     de     España     que     dentro. Denominada     por     sus     propios     compañeros como   “un   tanto   rara”   por   ser   mujer   poeta   y   de tendencia    homosexual.    Persona    íntegra,    con dificultades   en   la   vida,   pero   que   nunca   dejó   de denunciar,    a    través    de    sus    poemas,    aquello que consideraba injusto. Reclamaba   derechos   básicos   de   las   mujeres   como   leer,   escribir,   trabajar   o,   en   su   caso,   ser   poeta.   En   su   obra literaria   se   aprecian   las   desigualdades   de   género   que   sufrían   las   mujeres   de   su   época.   Como   puede   verse   en   el poema   “Soy   sólo   una   mujer”   ( Como   atar   los   bigotes   del   tigre ,   1969)   o   el   caso   de   las   tres   reinas   magas,   que   son dotadas   de   la   misma   capacidad   que   Melchor,   Gaspar   y   Baltasar   para   asumir   su   labor   ( Las   tres   reinas   magas , 1986). Éste   es   un   ejemplo   entre   tantos   otros   sobre   como   las   mujeres   han   buscado   el   modo   de   hacerse   hueco   en   una sociedad   imperiosamente   machista.   Han   sido   y   son   muchas   las   luchadoras   destacadas   históricamente   pero   son más   las   heroínas   que   siguen   batallando   en   la   sombra.   Mujeres   que   dejaron   impregnados   sus   valores   en generaciones   posteriores,   con   gran   espíritu   de   superación   en   su   vida   diaria   tanto   familiar   como   laboral,   a   pesar de topar con numerosas desigualdades y violencias. Sabemos   que   la   sociedad   actual   se   encuentra   verdaderamente   dormida,   cuando   no   asustada,   ante   la   situación de   crisis   económica   y,   consecuentemente,   social   que   los   poderes   fácticos   han   provocado   para   su   mejor   control.     Y   ese   adormecimiento   empuja   al   retroceso   y   pérdida   de   derechos   que   iban   avanzando   gracias   a   las   luchas   de decenas de años de muchas mujeres que han entregado sus profesiones y sus vidas en su consecución. ¿No   es   ya   hora   de   que      la   juventud   tome   las   riendas   de   dicha   sociedad   y   encabece   la   lucha   por   la   IGUALDAD   Y LIBERTAD   de   las   mujeres?   Los   y   las   jóvenes   tenemos   en   nuestras   manos   grandes   recursos   y   avances   que debemos   poner   al   servicio   de   esta   gran   causa,   que   tanto   tiempo   lleva   condenando   al   género   femenino.   La historia   está   ahí   y   nuestras   memorias   han   de   mantenerla   viva,   es   un   don   al   que   haríamos   mal   en   renunciar, más   bien   al   contrario   hemos   de   reconocerla   como   una   gran   herramienta   a   nuestro   favor   para   conocer   y   valorar aquello   por   lo   que   otras   generaciones   han   luchado   en   beneficio   de   la   nuestra,   y   así   forjar   un   presente   más justo. Tomemos   como   referente   a   cualquiera   de   ellas,   ya   sean   personajes   históricamente   reconocidas   o   cualquier ciudadana   de   a   pie,   que   tanto   sufrieron   para   lograr   los   derechos   que   ahora   disfrutamos   y   continuemos   su camino emprendido. El empoderamiento de las mujeres se hace necesario e inminente. El 8 de Marzo es un gran día para gritarlo. “…De PAZ por esos mundos quise ser traficante —me detuvieron por la carretera—s oy sólo una mujer, de cuerda entera,soy sólo una mujer y ya es bastante.” Gloria Fuertes Ana Sánchez López-Rosado Secretaria de Igualdad y Diversidad de JSPT